Comportamiento de los gatos

La etología felina es la ciencia que estudia el comportamiento de los gatos y explica qué conductas pueden considerarse naturales, cuáles no son normales y cómo debemos educar a un gato de la mejor manera. De la etología surgen las bases para saber cómo reconducir aquellos hábitos o comportamientos felinos que resultan molestos o inapropiados.

En este apartado, encontrarás un repertorio de artículos elaborados por expertos etólogos que exponen todo lo que necesitas saber sobre el comportamiento de tu gato. Te explicaremos cómo poner solución a problemas habituales como el hecho de que tu felino rasque los muebles o el sofá, orine fuera de su bandeja de arena o no quiera entrar en su transportín. Y también te daremos consejos sobre cómo adiestrar a tu gato en general.

Todas las recomendaciones de esta sección están orientadas a mejorar la comunicación y el entendimiento entre tu gato y tú. Porque la única manera de lograr una convivencia armoniosa y positiva con tu compañero felino es conocer bien las bases del comportamiento de los gatos y actuar acorde a ellas.

Cómo enseñar a un gato a no morder

Algunos gatos muerden y arañan a sus propietarios cuando juegan o se sobreexcitan. Otros lo hacen, por ejemplo, cuando vas a tocarlos, aunque te conozcan y sepan que no tienes intención de hacerles daño. Si quieres saber cómo enseñar a un gato a no morder, sigue leyendo este artículo que no te llevará más de un minuto.

Leer más

¿Qué son las feromonas para gatos y cuándo hay que usarlas?

Las feromonas para gatos sintéticas se comercializan en tiendas de mascotas y centros veterinarios. Son una imitación química de las feromonas faciales naturales que los gatos segregan para calmarse, sentirse seguros y marcar el territorio. Están indicadas en casos de ansiedad y estrés felino.

Leer más

¿Cómo lograr que dos gatos se lleven bien?

Muchos hogares en nuestro país cuentan con más de un felino entre sus miembros. Saber cómo lograr que dos gatos se lleven bien es fundamental para asegurar una buena convivencia y el equilibrio familiar. Te contamos las pautas que debes seguir.

Leer más

Educar a un gato

Cada vez se habla más de adiestramiento y educación felina. Los gatos son animales muy inteligentes y capaces de aprender un sinfín de cosas. El reto es saber cómo enseñárselas.

En Nutro pensamos que la mejor manera de educar a un felino es hacerlo desde el respeto y la comprensión. Por ese motivo creemos que siempre funciona mejor el refuerzo positivo: premiar a tu gato por las buenas conductas en vez de castigarlo reiteradamente cuando hace algo mal. Sobre todo porque el castigo no le ofrece al gato la oportunidad de aprender qué otra cosa podría hacer bien en vez de aquella que ha hecho mal.

Adaptar el comportamiento de los gatos a las normas sociales humanas no siempre es sencillo, pero desde el respeto y el cariño puede conseguirse. Para ello, es necesario conocer las bases de la etología felina: en los artículos de este apartado aprenderás lo imprescindible para educar a un gato.

Recuerda siempre que un felino debe tener sus necesidades básicas bien cubiertas para estar predispuesto al aprendizaje. Es decir que te costará mucho menos educarlo si te aseguras antes de que está bien alimentado y nutrido, cuenta con un lugar seguro y confortable donde descansar en casa, su estado de salud es óptimo y recibe la atención veterinaria que necesita, etc. En realidad, el comportamiento de los gatos es el reflejo directo de todos esos factores. Si un gato se siente sano, feliz, no sufre estrés (los gatos son animales muy fácilmente estresables) y tiene una familia que lo trata con cariño y respeto, seguramente tenderá a ser más adiestrable.

Por el contrario, un gato que padece alguna enfermedad, vive en un entorno hostil o tiene miedo a que sus propietarios le peguen o castiguen cuando hace algo mal, será un felino cohibido y más difícil de adiestrar. Puede que, incluso, responda con agresividad cuando queramos tocarlo o cogerlo.

Esperamos que los consejos de esta sección “Comportamiento de los gatos” te ayuden a entender mejor la forma en que tu felino ve el mundo y se relaciona con él.